Eres hijo, antes que Siervo

11053666_892347234192722_431599983676434918_n
Ya hablamos bastante, de porqué y a quien honrar, hoy hablaremos sobre “servir”…
Servicio, es lo que puedo dar como respuesta amorosa, al que me amo primero. Servir es un acto volitivo de amor, una necesidad de hacer algo porqué comprendo que soy un deudor del eterno amor de Dios.
Sirve o ministra todo aquel que hace algo por otro ya sea en la iglesia o fuera de ella, un ejemplo claro: los ujieres o acomodadores, los músicos, los pastores, pero hay dos puntos que quisiera dejar en claro:
*Uno ministra a Dios, porque lo ama y ese amor hace que sirva al resto, a su prójimo. No lo hace por competencia o por buscar el consentimiento de un líder, lo hace por amor, por pasión.
*Y el servicio, nunca puede re- emplazar la paternidad de Dios.
Si vivimos con el chip de siervos, cuando fallemos creeremos que el Señor nos despedirá, si vivimos la Paternidad, sabremos que si fallo, Dios como Padre me corregirá pero jamás me apartará de su lado.
Lamentablemente algunos cristianos hemos equivocado el enfoque, creemos que servir es postear fotos contra pastores, o solamente ocupar un lugar en el pulpito, y no es así. Hace unos días escribí algo que puede dejar un poco más en claro:
Dios vs lo que yo puedo creer que es Dios.
Nos cuesta tanto entender que Dios es más que
Congregar en una determinada iglesia
Más que los pecados cometidos
Más que los pecados que se cometerá a futuro
Más que cualquier circunstancia buena o mala
más que cualquier don, cargo, ministerio o lo que sea que ocupemos
más que cualquier profesión o vocación que obtengamos
Más que un llamado a las naciones
Más que el empleo o el desempleo
más que la vida y la muerte
más que la eternidad
más que el tiempo y la distancia
más que la soltería o matrimonio.
Dios es Dios, y se traduce en AMOR ETERNO, prioridad número uno, el resto es añadidura.
Cuando lo tenemos en el lugar correcto, todo el resto se acomoda y si vienen fuertes tormentas, dolores, sufrimientos etc ¡es la vida! no es el diablo, no es Dios, es la vida y muchas de las cosas que nos pasan son consecuencias de nuestros propios actos. Jesús ya lo dijo “tendremos aflicciones” no flasheemos mas de la cuenta!
la religiosidad nos hace cambiar el enfoque, nos hace vivir de apariencias, creer que el servicio es más que Dios, y nada que ver ¡no es así!
El servicio es lo que yo doy porque amo a Dios, el don de la vida y la salvación es lo que Dios da porque me ama y ama a la humanidad.
Dios ama al pecador, y sólo pide arrepentimiento que se traduce en dejar de hacer lo que me separa de él, no caminatas enormes, no confesiones públicas, no que paguemos pactos o indulgencias para que nos perdone.
He visto gente alejarse de Dios, porque en la iglesia no lo saludan, he visto gente alejarse porque “peco”, he visto gente que cree que Dios ya no los recuerda porque no sienten “escalofríos” cuando cantan. He visto gente creer que Dios no les habla porque el profeta no les da una palabra que profetice su destino, he visto gente que cree que ser de una denominación es tener toda la razón y el otro es el equivocado,
Gente irse porque tuvo la pérdida de un ser querido, trabajo, o perdió el novio o que se yo…he visto gente con más chips de hacer que de ser.
Jesús dejo las cosas muy fáciles y sencillas:
Dios es amor. Juan 3 vs 16
Hasta las piedras pueden hablar! no necesitas a nadie que marque tu destino, si necesitas congregarte y estar bajo autoridad, pero cultivar una relación íntima con Dios. LEER LA PALABRA.
Si te caes te levantas, somos Hijos, antes que siervos. Lucas 15:11-32
Dios es más que un don o una emoción. No es necesario gritar como indio o hablar en lenguas, o tener posiciones exactas para orar o alabar.
Dios pide unidad de cuerpo, no división.
Dios no necesita justicieros, suya es la venganza y la justicia. Romanos 12:19
Disfrutemos más de Papá que la obra en la cruz fue demasiado valiosa!!!!!!

Disfrutemos sirviendo al Dios todopoderoso, amando a mi prójimo (que no solo está en mi iglesia, sino en todas partes) involúcrate en un ministerio, aprende de tus líderes y viví abundantemente.

Un abrazo, Nadia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s